Lilith

de

Por Tristouse Ballerinette.   Parece ser que me he quedado sin estrellas. La claridad me alcanza. Yo no sé si es la lejanía de tus ojos o la humedad persistente de mis labios… Sigue leyendo

Hoy tu nombre está grabado con fuego

de

Por Caperucita Loba Frustrada. Hoy tu nombre está grabado con fuego en mis tetas. Mis corvas añoran el roce de tu barba hirsuta y mi vagina ansía ser atravesada sin preámbulos ni rodeos.… Sigue leyendo

Bajar del vagón

de

Por Francine. Lleva el sexo en los labios, revive la sensación de la textura de la piel erizada, el semen blanco, aromático, tibio y acuoso. Lleva el sabor en la boca, y su… Sigue leyendo

Rompecorazones en serie

de

Por Madame Lamer. El placer de romper corazones, de quebrar la resistencia de individuos con la propia dulzura, es el mismo en cada caso, o es más bien renovadamente similar. En los ojos… Sigue leyendo

Amado X

de

Por Madame Edwarda. Ensimismado con aires de aventurero; intelectual presuntamente de amplio criterio. Ese es tu nombre, el que yo te doy, no a la orilla de una pila de agua bendita, sino… Sigue leyendo

Desde hace tiempo me siento seca

de

Por Caperucita Loba. Desde hace un tiempo me siento seca, o quizá seca no, tal vez un poco aburrida. Pensar en sexo me da pereza, no por falta de ganas, quizá por falta… Sigue leyendo

Arte Erótica

de

Por Madame Lamer. Tú no tienes manos de pianista, ni yo soy un Stainway. A ti no te interesa mi espíritu, y yo detesto que me espíen el espíritu. Prefiero que me espíes… Sigue leyendo