Archivo de Autor

Ven, háblame al oído

de

Por Noa   Ven, háblame al oído, ¿me puedes ver? Le dijo la sombra a su cuerpo. Acércate y te atrapo, le dijo el cuerpo al claro del bosque. La luna sonreía a… Sigue leyendo

Absurdo deseo

de

Por Noa   ¿Cómo se sobrevive la preovulatoria con el amante más frío del planeta? La preovulatoria es la fase más demandante de mi cuerpo. Me siento caliente en un sentido bastante literal.… Sigue leyendo

La maternidad me abrió el cuerpo

de

Por Tristouse Ballerinette.   La maternidad me abrió el cuerpo. Literalmente. Simbólicamente. Me hizo mía. Terrenal y mundana. Trascendente y sublime. ¿Cómo fue todo esto al mismo tiempo posible? En la carne. Desde… Sigue leyendo

Fantasías de una niña y un hombre

de

Por Señorita Cronos.     Lo comenzaré pensándolo, sonriendo. Puedo sentir cómo me sube la presión cuando pienso en él, la respiración se me acelera. Había olvidado cómo se sentía, querer arreglarme sin… Sigue leyendo

De masturbaciones por anhelos imposibles

de

Por Perséfone Punk.     Hoy me masturbo honrando lo imposible.  Me tocaré resuelta y ferozmente. Hurgaré en todos mis rincones mientras te pienso y exhalo una a una las letras de tu… Sigue leyendo

Mujer y bestia, desnudas

de

Por Tristouse Ballerinette.     Me recuesto en el sillón a soñar con un campo de rosas. Mi gata se acerca despacio, emite un suave ronroneo, lame mis dedos y me mira con… Sigue leyendo

Yo puta

de

Por La licenciada, especialista en ciencias sociales varias y distintas artes amatorias.     Si no me hubiera decidido por esto de las ciencias sociales me habría gustado ser puta, actriz de teatro… Sigue leyendo

Siénteme, corazón

de

Por Tristouse Ballerinette.     Siénteme, corazón, no cierres los ojos, no dejes que el miedo te ciegue. Enuncia tus dones y canta. Yo no nací para ser la mujer de nadie, nací… Sigue leyendo

Hoy no

de

Por Caperucita Loba.     Hoy no soy la que gime. No soy la que anhela. No soy la que se moja ni la que se retuerce al borde de la cama. No… Sigue leyendo

Florecer

de

Por Frau Stern.     Hoy no tengo miedo de tocar, hoy me yergo desde el amarillo de las flores y me dejo hacer. Estoy contenta. Me he permitido lo que hacía meses… Sigue leyendo