Hoy no

Por Caperucita Loba.

 

 

Hoy no soy la que gime. No soy la que anhela. No soy la que se moja ni la que se retuerce al borde de la cama. No soy a la que se le endurecen los pezones y se le congestionan los pechos y la vagina. No soy la que ansía el tacto de unos dedos mientras pide más presión, más rapidez, más, más…

No soy ésa porque a ella la perdí en el camino. Se extravió entre los días largos y las noches insomnes. Se traspapeló entre cerros de libros y papeles, detrás de las notas y las letras del teclado de la computadora.

Quizá yace agazapada en medio de las cuentas por pagar,  entre los anaqueles del supermercado o al fondo del refrigerador, junto a las verduras para toda la semana.

La busco entre líneas, en las hojas de los proyectos y los sueños inconclusos.

Francesca Woodman

Francesca Woodman

Anuncios