He escrito

Por Tristouse Ballerinette.

 

 

He escrito antes que mi cuerpo se cierra. La humedad de mi vulva ha perdido su ritmo, su respiración ha cedido. He escrito antes que temo por esa mujer que me habita, esa que con dientes y garras se aferra a que yo sea libre y que persiste más de lo que debería sumida en la negación, en el silencio. He escrito. Esa palabra ha quedado grabada. Su huella me ha permitido regresar esta noche, animarme a abrir la boca y pronunciar que mi corazón todavía late. Mi corazón, el mío, que no es otro que el de ella. Mi voz reclama relevancia. Reclama el abandono de la ambivalencia. Yo soy esa mujer empeñada en ser libre. Yo soy esa mujer que trata de asumir su camino en solitario, es decir, que se aferra a la conciencia, a darse cuenta de que la mía es una soledad elegida, y que no por ello estoy sola, más bien ahora elijo desde la madurez, elijo desde la maternidad. Soy una mujer solitaria, pero no estoy sola. Elijo ser la mujer que he elegido ser, aunque esa elección haya implicado la ruptura al centro de mi vientre y con ello se hayan venido abajo mis estereotipos, mis consignas, lo que con tanta soberbia creía ser. He visto fracturarse uno a uno mis proyectos, mi ideal de vida, y por el solo hecho de darme cuenta, ese dolor ha justificado su tránsito: qué necesario era que me perdiera para encontrarme de veras. Y con esto digo solamente, aunque suene trillado, que ha sido preciso que me sumergiera en el abismo, que le diera la cara a la mujer que había pervivido con el rostro pegado en el lodo, aun sin casi poder respirar. Escuchar sin excusas lo que ella, paciente, imperiosamente, tenía qué decir.

Aquí estoy. A veces trastabillo, a veces no soy capaz de reconocer que mis resistencias, mis batallas, tienen un sentido. Lo tienen. Esta es la iniciación que me ha tocado para asumirme de cuerpo entero, con todo y mis pensamientos, con todo y mis bellas e incomprensibles y salvajes pulsiones cíclicas. Con todo y mi sexualidad combatiente y contradictoria. Y, pese a que a veces me resulta insostenible, no está en mis planes darle la espalda al amor, ese amor que lleva por único nombre: libertad.

nick bantock

Nick Bantock

Anuncios