Arrullo

Por Perséfone, no tan punk.

 

 

Me gusta ir a dormir y que la lluvia me acompañe. Disfruto el tintineo del agua, el olor a tierra mojada y el aire fresco que entra por una rendija. Siento que responde a un deseo innato el mecerme al ritmo de las tormentas. Mi cuerpo se ablanda a la luz de la fuerza del relámpago que se entrevé a través de la cortina. Aprieto las piernas una y otra vez. Con suave decisión contraigo y libero presión. El arrullo me invade completa. Gimo quedamente, me retuerzo sobre las sábanas mientras el sopor se va apropiando de todo mi cuerpo. La humedad invade toda la habitación mientras florezco con la lluvia nocturna.

 

Fotografía de Alex Krivtsov

Anuncios