Desierto

Por Caperucita Loba, tantito premenstrual.

 

 

Desperté con la sensación de ser demasiado yo. Con las mismas neurosis y sensibilidades habituales, sólo que magnificadas. Mi piel es como una película traslúcida, no me contiene ni me protege. Todo eso que interpreto como “yo” sale fuera de mí, en ondas expansivas insoportables. La desnudez es total y no encuentro los asideros. El vértigo se impone.

 

Nada me colma.

Nada me sitúa.

Nada me complace.

Nada.

Porque todo duele.

 

Recorro mi vulva buscando anclarme de nuevo. Me percibo como tierra yerma. No resisto el contacto. Hoy con respirar ya tengo suficiente.

 

 

roca_ceperucita loba

Anuncios