Necesidades y deseos

Por: la señorita V(ioleta).

 

 

Anoche desperté deseándote pero no estabas. Nos imaginé desnudos, recostados. Te acercabas por detrás y me abrazabas, tus manos buscaban mis senos, tocaban mis pezones hasta hacerles endurecer. Luego, recorrías mi cintura, mi cadera. Yo sentía tu sexo duro, grande, expectante. Yo guiaba tus manos, primero de vuelta a los senos y a los pezones, luego, mientras la derecha un poco incómoda permanecía en mi pecho, la izquierda descendía hacia mi vulva y se adentraba en ella hasta encontrar el clítoris. Luego me penetrabas y me follabas al mismo tiempo que me tocabas el clítoris y los senos.

No sucedió.

 

El solo tacto de tus dedos (en el lugar justo) hace que me corra. Hay veces que no me bastan mis manos o mi piel; no me bastan las sábanas suaves ni el ímpetu de mis dedos. Hay veces que necesito de ti, que deseo abrir las piernas para dejarte entrar, que deseo sentir el sube y baja de tu pene. También me gusta ese juego que jugamos cuando nos desnudamos y nos follamos, me gusta la negociación pero también me gusta dejarme poseer, hay veces que lo necesito ¿lo necesito?

 

tumblr_n2mjbfJgnr1qh92spo1_500

Foto de Nicholas Ramírez

Anuncios