Ojos que no ven

Por Señorita V.

 

 

I

 

Algunas mañanas me encuentran sola, te has ido. Tardo unos minutos en despertar. Abro las cortinas y las ventanas. Me gusta que entre el aire y los rayos del sol me acaricien. Vuelvo a la cama y me desnudo. Me escondo debajo de las sábanas y cobertores, me suelto el pelo y dejo que mis manos recorran el camino que deseen. Poco después entro en calor y me voy despojando poco a poco de todo lo que me cubre. Estoy desnuda sobre la cama. Me pierdo en el remolino de mi cuerpo y mis explosiones de placer.

 

II

Un día, mientras repetía mi ritual secreto, advertí una mirada. Un visitante. No tuve las agallas para mirar, decidí no abrir los ojos, aunque sentí un par de ojos fijos en mis pechos. Dudé por un momento. No estaba sola, ya no era mi espacio, mi ritual. Ya no estaba por atravesar el umbral por el cual me escapaba de la rutina (aunque formaba parte de mi propia rutina), mi universo había sido descubierto.

 

III

Me sentí vulnerable, amenazada, aunque mi piel continuaba su ascenso y descenso en las olas de mi deseo, de mi auto amor. Me dejé llevar. Decidí concentrarme en esa mirada y pronto advertí que aquella intrusa me excitaba. Los dedos de mis manos tenían vida propia, mi cuerpo se retorcía, se encogía y estiraba. Mi piel estaba muy caliente, mi respiración acelerada, jadeante, me sostenía y me contenía. Percibí la mirada más cerca, la sentí materializarse en un cuerpo que se desnudaba delante de mí. Mi piel anhelaba, mis brazos y piernas se abrieron para recibir lo que sea que estaba a punto de entregársele. Sentí una mano cerca, tocándome el pecho, frotándome el pezón. Estaba lista para correrme, alcé mis brazos por encima de la cabeza, sentí el torrente de mi sexo escapar por la entrepierna.

 

IV

Suspiré. La mano se alejaba y el cuerpo se desvanecía. Preferí continuar con los ojos cerrados hasta estar segura de que se había ido. Cuando los abrí estaba yo sola en mi habitación. Ese día no llegué a trabajar.

 

johanna2

Fotografía de Hannes Caspar

Anuncios