Bajar del vagón

Por Francine.

Lleva el sexo en los labios, revive la sensación de la textura de la piel erizada, el semen blanco, aromático, tibio y acuoso. Lleva el sabor en la boca, y su mente no descansa. Constantemente se repiten las imágenes, en su cuerpo se suceden, uno a uno, los recorridos de la noche. Un ronroneo grave escapa de pronto de su garganta,  alrededor las miradas la interrogan, ríen, la juzgan, la penetran. Es preciso bajar del vagón, hacerse paso entre la impertinente multitud, subir corriendo las escaleras eléctricas, abandonar definitivamente el mundo subterráneo y tomar una bocanada de aire. Respirar. Seguir corriendo hasta encontrar un callejón sumido en la oscuridad, sacudirse, abrir bien grande la boca para liberar finalmente un aullido brutal antes de que su sexo se desboque y se escurra ahí mismo ignorante del tiempo, sin remedio, sin piedad.

tokyotower_Benz Thanachart

 

 

 

 

 

 

Imagen de Benz Thanach

Anuncios